El fin del mundo: Cuatro escenarios de un cambio de época


¿Se acabará el mundo en pocos años? Una suma de miedos, teorías científicas y profecías milenarias recorren el imaginario de nuestro tiempo. Si agrupamos las visiones sobre el cambio que se avecina, se perfilan cuatro escenarios. Entre ellos, una perspectiva de esperanza.

fin-del-mundo

Por Claudio Fabian Guevara

Con la invasión de Libia de fondo, se comienzan a reforzar las perspectivas que, desde diferentes posiciones, predicen el fin del mundo.

Libia condensa tres elementos centrales que sustentan las predicciones apocalípticas: el fin del petróleo, el derrumbe del sistema monetario mundial y el cambio climático.

El pillaje del petróleo libio, un botín de primer orden de la “revolución ciudadana” del país africano, unida a la captura de Irak y las abiertas amenazas sobre Venezuela, Iran y el resto de los países petoleros árabes, sugiere que el “peak oil” -el momento en que la producción de crudo ya tocó su máximo para declinar para siempre- ya ha sido alcanzado y las potencias se apresuran a poner las últimas reservas bajo su control militar.

La captura de los millonarios fondos de Libia en el exterior, y su graciosa concesión para distintos fines de las naciones invasoras, confirma las previsiones de que la invasión servirá también para oxigenar con dinero libio el moribundo sistema financiero mundial, que agoniza en medio del endeudamiento general.

La invasión de Libia implica también el acceso a uno de los principales acuíferos del mundo, cuando arrecia la percepción de que la catástrofe climática convertirá al agua dulce en un recurso de incalculable valor. El Sistema Acuífero de Piedra Arenisca de Nubia, ubicado entre Libia, Egipto, Sudán y Chad, es la mayor reserva de agua subterránea del mundo. Cubre unos 2.000.000 de km² y se estima que contiene unos 150.000 km³ de agua.

Visiones de un cambio de época

Como veremos, estos elementos convergen con una suma de miedos, teorías científicas y profecías milenarias que nutren el imaginario colectivo, la literatura y el cine de las últimas décadas. Artistas, escritores, científicos y maestros espirituales coinciden con visiones que señalan un fin de época, un dramático cambio en las condiciones de vida de la humanidad. Y estos presagios coinciden con la inminencia de Diciembre de 2012, la fecha señalada por los Mayas y por otras profecías como un momento de inflexión en la historia.

El “fin del mundo”, metafóricamente, ocurrió varias veces a lo largo de la historia. ¿Ocurrirá una vez más?

Si agrupamos los principales pronósticos y premoniciones que circulan sobre los tiempos que se avecinan, se perfilan cuatro escenarios. No son teorías exhaustivas, ni tampoco fantasías caprichosas. Están fundados en tendencias, hechos e interpretaciones de mentes de nuestro tiempo.

 

Escenario 1: El triunfo de los Illuminati

Esta visión sostiene que el mundo está controlado por un gobierno mundial en las sombras: los Illuminati, una elite de sociedades secretas, clubes de ricos y organismos que reúnen selectos cerebros. Los Illuminati, dueños del mundo, planean el despoblamiento del planeta mediante catástrofes programadas, enfermedades de diseño, guerras, hambrunas y sequías. La trama de este poder es seguida y denunciada por los llamados teóricos de la conspiración, un grupo de periodistas, escritores y activistas que estudian los patrones ocultos que vinculan eventos de impacto mundial con la agenda de intereses de la elite.

Si los Illuminati triunfan, sostiene esta postura, el mundo cambiará radicalmente en pocos años, quedando un planeta con mucha menos población, dominada por una elite ejerciendo un control total a base de sofisticadas tecnologías.

 

Escenario 2: El colapso de la sociedad petrolera

Desde esta visión, el plan Illuminati fracasa. El sueño de dominación de la élite se desploma con la sociedad petrolera, que arrastra consigo un despoblamiento masivo del planeta. Junto con el petróleo, desaparecerá el sistema monetario y los intercambios volverán a ser mediados por el oro, o por semillas naturales. Millones de personas morirán por falta de agua y alimentos, contaminación y el caos provocado por la caída del sistema.

Es la tesis de Michael Ruppert, un activista norteamericano que pronosticó la crisis de la burbuja inmobiliaria en EE.UU del 2008, y de otros estudiosos del “peak oil” y la insustentabilidad del modelo actual.

 

Escenario 3: La catástrofe climática

Un clima crecientemente ingobernable, la subida del nivel de los mares, la desertificación del planeta o una nueva era de hielo son los componentes principales de esta visión. La idea de una gran inundación remite a catástrofes legendarias, como el diluvio bíblico o la desaparición de la Atlántida. El colapso ambiental a través del agotamiento de los recursos naturales es un peligro real, que ya acabó al menos con dos civilizaciones de la historia: los Mayas y la isla de Pascua.

Esta visión recoge las objeciones fundadas de economistas, ecologistas y activistas de todo el mundo en torno a la inviabilidad del actual modelo de vida, y está íntimamente vinculada con el escenario 2. Aquí aparecen también visiones de tormentas solares, cambios en el magnetismo de los polos y otros eventos vinculados con las profecías mayas.

 

Escenario 4: El salto evolutivo

En esta mirada, un cambio esperanzador es posible. Mediante una movida masiva hacia el autocultivo y formas de vida sustentables, la humanidad alcanza los 10 mil millones de miembros, se produce un salto evolutivo en la conciencia y la tierra se convierte en un super organismo inteligente. El uso de fuentes de energía libre permite resolver el fin del petróleo, y la caída de los sistemas monetarios alumbra una economía basada en recursos y no en dinero.

En este escenario también aparecen elementos vinculados con las profecías mayas, y convergen con las esperanzas del movimiento de Ecoaldeas, el Proyecto Venus y otros colectivos que creen que una salida es posible.

Cada una de estas corrientes de pensamiento tiene elementos de peso. En la serie que hoy se inicia, veremos qué tiene para decirnos cada una de ellas.


3 comentarios sobre “El fin del mundo: Cuatro escenarios de un cambio de época

  • el 27 enero, 2011 a las 15:56
    Permalink

    el fin va y el fin viene, y eso nadie lo puede detener, asi como huvo un inicio con Adan y Eva… habra un fin en esta era actual, y ahora se ecerca mas debido a la autodestruccion de l mundo por nosotros mismos, contaminando, deforestando y explotando el medio ambiente.

    Respuesta
  • el 27 enero, 2015 a las 15:55
    Permalink

    quien les va a creer yo nooooooooooooooooo…….? nadien jajajaja y ja y otra vez ja y ja

    Respuesta
  • el 27 enero, 2015 a las 15:57
    Permalink

    si nos damos cuenta que la humanidad ha buscado respuestas tanto científicas como religiosas en toda su evolución, ha llegado el momento de asumirlas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *