Chi Kung

CHI KUNG (IV) :: Sanación, curación y entrenamiento

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tres aspectos de un poder interior que puede desarrollarse mediante la práctica de disciplinas como chi kung, taichichuan y meditación.

En el debate actual sobre la curación, existe hace unos años una distinción entre sanar y curar, cuando deberían estar juntos o ayudándose mutuamente. La parte enferma de una persona puede ser eliminada o tratada. Por ejemplo, una úlcera, puede ser tratada con éxito mediante medicamentos, en cuyo caso se dice que uno ha sido curado, pero el desequilibrio primario que produjo esa úlcera, preocupación y ansiedad, se dejan de tratar. Uno así no sanará. Todo enfermo quiere ser curado de su dolor y sufrimiento, pero también necesita ser sanado.

En los sistemas alternativos y complementarios existe una creciente confianza en que en el interior de cada uno de nosotros poseemos una capacidad natural, aún oculta, de sanarnos a nosotros mismos. Se ha establecido que los pensamientos, emociones y estilos de vida negativos y destructivos contribuyen a la enfermedad. Y se reconoce que las actividades positivas pueden ayudar tanto en el proceso curativo, como en el de sanación. Es por eso que el poder sanador de la paz, el gozo y el amor que están en nuestro interior puede activarse y desarrollarse mediante la práctica de disciplinas como el CHI KUNG/ TAICHICHUAN y la Meditación.

Finalmente la clasificación del CHI KUNG se completa con:

3- CHI KUNG MÉDICO – PARA CURAR

Los sabios chinos creían que la meditación estática para regular el cuerpo, la mente y la respiración no alcanzaba para curar una enfermedad; y aunque la paz y la armonía eran importantes para la salud, ejercitar el cuerpo era aún más importante.

Aprendieron que a través de la práctica metódica una persona que se ejercitaba, enfermaba con menos frecuencia y que sus cuerpos envejecían más lentamente que el de una persona que pasaba todo el tiempo sentada.

Numerosas enfermedades están producidas por un desequilibrio de CHI. Cuando este desequilibrio se prolonga durante mucho tiempo, los órganos quedan afectados y , tal vez, físicamente dañados.

La circulación anormal de CHI es el comienzo de la enfermedad y del daño físico de un órgano. Si la dolencia es seria, volviéndose crítica, hay que administrar el tratamiento adecuado : acupuntura, hierbas, alguna intervención quirúrgica y también ejercicios Chi Kung concretos, diseñados para acelerar la curación o incluso curar la enfermedad.

4- CHI KUNG MARCIAL – PARA EL COMBATE:

Esto se dedujo, porque a raíz de estudiar y entrenar con ejercicios Chi Kung, muchos artistas marciales comprobaron que desarrollan un increíble poder en sus técnicas, y aumenta su eficacia.

Entrenamiento Chi Kung:

Todo entrenamiento se origina en su propia mente. Debe tener una idea clara de lo que se está haciendo y la mente debe estar tranquila, concentrada y en equilibrio. También sus sentimientos, sensaciones y juicios deben ser objetivos y precisos, es necesario un equilibrio emocional y una mente clara.

Esta práctica incluye 5 elementos importantes: regular el cuerpo, regular la respiración, regular el Yi (mente), regular el Chi y regular el Shen (espíritu).

a)    Regular el cuerpo: esto implica que el cuerpo esté en un estado cómodo y relajado, estando concentrado y en equilibrio. Cuando la postura corporal no es correcta, el Chi no es constante. Si el Chi no es constante, el Yi (mente) no tiene paz, cuando el Yi no tiene paz entonces el Chi sufre un desorden. Solo cuando está relajada la persona y su cuerpo, estarán abiertos todos los canales del Chi. Solo si ud. consigue relajar profundamente el interior de su cuerpo, será capaz su mente de dirigir el Chi allí, donde sea necesario y abrir todos los canales del cuerpo.

b)    Regular la respiración: significa regular la acción de respirar hasta que sea relajada, constante y en paz.

Hacer una respiración completa y profunda no quiere decir que deba inspirar y espirar al máximo. Esto produce tensión en los pulmones y músculos del tórax. El respirar más lento y por debajo de los límites de los pulmones, agiliza la toma del oxígeno y el aliento más rico del Chi. Además al regular la respiración se relaja el cuerpo y la mente. Así cuando ud. se encuentre en un estado de respiración correcta, su mente es libre. No hay sonido, retención, urgencia, ni duda y ya puede, por último sentirse tranquilo y en paz.

c)     Regular la mente: Este tipo de práctica y entrenamiento es el más difícil, consiste en detener el pensamiento. Regular la mente quiere decir emplear la consciencia para detener la actividad mental y liberarla de las ataduras de las ideas, emociones y del pensamiento consciente. Alcanzando este nivel su mente estará tranquila, en paz, vacía y etérea.

Confucio dijo: ”Primero debes estar tranquilo. Luego, tu mente podrá estar serena. Una vez que tu mente esté serena, estará en paz. Solo cuando estés en paz, serás capaz de pensar y progresar finalmente”.

d)    Regular el Chi : Para conseguir que el Chi fluya de forma natural y constante, primero debe relajar su Yi (mente), solo cuando esté relajado, lo estará su cuerpo y se abrirán los canales para que fluya el Chi.

e)    Regular el espíritu (Shen): Es concordante con la regulación de la mente. Así se fortalece nuestro Chi. El propósito al alcanzar la regulación del Shen, se deberá poseer 3 ejes espirituales básicos: voluntad, paciencia y resistencia.

Cuando el Shen (espíritu) es elevado, el Chi es fuerte y se dirige con facilidad. Cuando el Chi es fuerte, el Shen también el fuerte.

 

Al finalizar estas notas, quise ser lo más explícito posible y darles un pantallazo del significado del CHI KUNG.

Desde ya, les dejo unas líneas de comunicación para que puedan canalizar sus dudas y en próximos meses estaré dando clases especiales del CHI KUNG.
¡VIVAN BIEN!

Prof. Daniel Sampieri
Sala Donna -29 Nº 669 -e/26 y 28 -2do.piso
Tel: 02324-572254 / 011-68495265

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *