Tensión en el Lapenta por otra antena de Telefónica


Vecinos del barrio Lapenta piden la intervención municipal por una obra clandestina en calle 30 bis • Es el quinto episodio de este tipo en los últimos años, dijo Salomone.

Mercedes se resiste a la invasión de antenas. Ahora es en barrio Lapenta, donde en apenas 24 horas, casi 100 vecinos firmaron una denuncia para clausurar otra obra clandestina tendiente a instalar un mástil de telefonía, esta vez en el patio de una casa ubicada en 30 bis entre 5 y 7. Del lugar salieron durante días varios camiones de tierra, y se especulaba con que se trataba de una pileta de natación. Pero finalmente se supo que lo que se estaba construyendo era la base de una enorme antena.

El jueves, la manzana en cuestión amaneció con una volanteada anónima que informaba a los vecinos sobre el tema. La movilización fue inmediata. Se redactó una denuncia y se comenzó a recolectar firmas. Un inspector municipal visitó el lugar esa misma mañana, pero se le impidió el paso.

Cinco obras clausuradas

El viernes a primera hora de la mañana, una comitiva de vecinos presentó una nota en Mesa de Entradas de la municipalidad y pocas horas después el Departamento de Catastro libró un acta de clausura dirigida a la empresa Telefónica Móviles de Argentina y al propietario del domicilio, que es el mismo del terreno en barrio Las Acacias donde fuera clausurada otra obra similar en agosto de este año. En barrio Las Acacias la obra debió ser clausurada repetidamente porque pese a la faja los trabajos continuaban, y debió intervenir personal policial.

Gustavo Salomone, director de Obras Públicas, en una reunión con los vecinos, relató que ya suman cinco los episodios de este tipo en pocos años. “Las empresas saben que este tipo de antenas no están permitidas por ordenanza, pero arremeten de todos modos”, dijo. Los mástiles que se pretenden instalar son los que requieren los nuevos celulares 3G, y las empresas aducen que deben ser instalados necesariamente en zona urbana.

La reacción del municipio ya estaba preparada cuando el viernes los vecinos recorrieron sus dependencias para activar la denuncia. Juan Introzzi, de la Oficina de Catastro, tenía los antecedentes de la empresa, con sede en Chivilcoy, y estaba preparado para intervenir, con el respaldo de Gustavo Salomone. Se dio aviso a Control Urbano para que la policía intervenga en caso de ser necesario si los trabajos continúan pese a la clausura.

Vigilia del fin de semana

Los vecinos estaban indignados por la ubicación del mástil –en pleno centro de manzana-, y por la actitud del vecino. Algunos postulaban una movilización frente al domicilio, otros un reclamo masivo en las oficinas de Telefónica. Durante el fin de semana se espera que la contrata a cargo de las tareas intente erigir el mástil. Los vecinos están preparados para responder.


Lucrecia se puso firme: hay que desmontar un mástil

La jueza de Faltas Lucrecia Morao de Romero dispuso hace pocos días que el mástil clandestino ubicado en la manzana de las calles 20, 18, 11 y 13, sea desmantelado totalmente, e impuso una multa a Telefónica por su conducta. En su fallo la jueza establece que si la empresa no obedece su dictamen, el propio municipio será el encargado de retirar el artefacto, cargándole las costas a la empresa.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *