Ley del Vórtice: la creatividad de la naturaleza