latas-tomates
Alimentacion inteligente Buena Vida

“Top 7” alimentos para evitar en el supermercado

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Envases tóxicos, peces alimentados con basura y animales inyectados con hormonas • Una encuesta revela la trastienda de la industria alimentaria: lo que los propios agricultores rehúsan comer.

Por Emma Sgourakis
Terapeuta nutricional certificada

En un artículo reciente, a siete expertos de la alimentación y el medio ambiente (científicos, médicos y agricultores) se les hizo una simple pregunta: “¿Cuáles son los alimentos que evita en el supermercado?”

Sus respuestas nada tenían que ver con calorías o densidad de nutrientes, sino con su conocimiento privilegiado sobre cómo son producidos y envasados ciertos alimentos aparentemente “sanos” con los que ellos trabajan estrechamente. Las conclusiones dan miedo.

He aquí un resumen de los resultados. Puede agregar estos siete a sus “alimentos a evitar la en lista”:

1. Los tomates en conserva: Un endocrinólogo y experto en el tema de la síntesis de estrógenos bisfenol-A (BCA), vinculados a la enfermedad cardíaca e infertilidad, no se acercaría a los tomates en conserva. Las latas se revisten con una resina que contiene BCA, que es especialmente un problema con el tomate enlatado. Mi consejo: si usted todavía desea la comodidad de almacenado, los tomates listos para cocinar, opte por salsas y puré en botellas de vidrio.

2. Carne convencional: Para vacas gordas (y gente gorda) aliméntalas con granos, maíz y soja. Esto es lo que hacen los ganaderos para aumentar las ganancias. El producto final es carne nutricionalmente inferior. Las vacas estaban destinadas a comer hierba. Los estudios demuestran que la carne de vacuno alimentado con pasto (en comparación con el alimentado con maíz) es más alta en importantes vitaminas, minerales y grasas anti-inflamatorias saludables para el corazón. Luego está también la cuestión de todos los antibióticos que se utilizan en forma inadecuada en las mal alimentadas y enfermas vacas de feed lot… Mi consejo: Busque carne orgánica de animales sanos alimentados a pasto.

3. Palomitas de maíz de microondas: Otro tema de envases tóxicos: hay ácido perfluorooctanoico (PFOA) en las bolsas de palomitas de maíz, y el calor en el microondas se filtra directamente en las palomitas. La UCLA enlaza este compuesto con la infertilidad. Mi consejo: granos de maíz + mantequilla + sal de mar + más una olla grande (con una tapa!) Simple.

4. Patatas convencionales: Más que cualquier otro vegetal, las patatas no orgánicas son rociadas con herbicidas, plaguicidas y fungicidas en cada etapa de su crecimiento, cosecha y almacenamiento. Tanto es así que los cultivadores de papa nunca comen las patatas que venden y hacer crecer sus propias parcelas por separado sin todos estos productos químicos. Mi consejo: patatas orgánicas o bio-dinámicas solamente.

5. El salmón de factoría: Esto es particularmente aterrador teniendo en cuenta que en muchos países, el salmón fresco al que se tiene acceso es todo de granja. Estos peces son hacinados en corrales y alimentados con toda clase de basura, plumas y pellejos de pollo. Un estudio científico sobre la contaminación de peces mostró altos niveles de DDT y PCB’s (cancerígenos). Por no mencionar el hecho de que estas pobres versiones de fábrica no contienen los niveles de omega 3 y vitamina D que sus ancestros salvajes, que hasta nadan contra la corriente. Mi consejo: para el pescado fresco, elegir las variedades silvestres y pequeñas cuando estén disponibles.

6. La leche convencional: Las vacas lecheras se alimentan hoy con hormonas de crecimiento para maximizar la producción de leche. Esto no sólo potencia un batido de cáncer de colon / mama / próstata, sino que también conduce a una mayor incidencia de infección de la ubre de la vaca, dando lugar a pus en la leche. Mi consejo: si usted bebe leche de vaca, asegúrese de que establece claramente en la etiqueta que se ha producido sin hormonas artificiales. Lo ideal sería elegir leche orgánica de vacas alimentadas con pastos.

7. Las manzanas convencionales: No es ninguna coincidencia que los trabajadores del campo tienen mayores tasas de muchos tipos de cáncer. De todas las frutas comunes, las manzanas son las más fuerte y frecuentemente rociadas con pesticidas. Los plaguicidas que residen en las frutas convencionales también están relacionados con el Parkinson. Para limitar la exposición, sea cuidadoso con las manzanas en particular. Mi consejo: Orgánica. O al menos, lavar y pelar.

Fuente: www.thenutritioncoach.com.au


Fuente: www.thenutritioncoach.com.au

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *