Holística

Recuerdos de vidas pasadas

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

REENCARNACION (II). Miles de testimonios refieren visiones, sensaciones o recuerdos nítidos de existencias anteriores a la actual. Historias de regresiones y memorias de otras épocas.

Por Claudio Fabián Guevara

Existen numerosísimos testimonios de personas que albergan en sus mentes lo que podría denominarse “recuerdos de otras vidas”. Sogyal Rimpoché repasa algunos de los más impactantes.

El caso de Arthur Flowerdew es uno de los clásicos. Este inglés nacido en 1906 comenzó a tener a partir de los 12 años imágenes, inexplicables pero muy vívidas, de una ciudad en el desierto. Veía un templo tallado en un risco, y conforme pasaron los años, los detalles de la ciudad fueron cada vez más nítidos. Años más tarde, Flowerdew vio un documental de la BBC sobre la ciudad de Petra, en Jordania, y se sorprendió al ver la ciudad que llevaba en la mente hacía años. Sus visiones sobre la antigua ciudad llegaron al gran público a través de la TV, y el gobierno jordano propuso llevarlo al lugar para filmar sus impresiones. Antes de que partiera a la expedición, un experto lo interrogó sobre sus conocimientos y quedó asombrado por la exactitud de sus conocimientos, que “solo podían ser conocidos por un arqueólogo especializado”.

La BBC grabó a Flowerdew antes de la visita a la ciudad. Este describió tres lugares que veía en su mente: una curiosa roca en forma de volcán, un templo donde creía que lo habían matado y una insólita construcción bien conocida por los arqueólogos pero cuya finalidad nadie había podido descubrir. El especialista no recordaba ningún lugar así y dudaba de que existiera. Pero Flowerdew, una vez en el lugar, le señaló la exacta ubicación de todos los sitios. También condujo al equipo directamente al  misterioso edificio y narró que era una sala de guardia –explicación que hasta entonces nadie había sugerido- donde había trabajado como soldado 2000 años antes. También detalló cómo funcionaba el sistema de entrada y salida de los soldados, la situación y el propósito de otras construcciones aún sin excavar.

El arqueólogo no supo explicar el asombroso conocimiento que este ciudadano corriente poseía de la antigua ciudad, y no lo creyó capaz de sostener una trama de engaños de la envergadura de sus recuerdos: “No creo que sea un impostor. No creo que tenga capacidad para una impostura de tal calibre”, sentenció. El caso Flowerdew está ampliamente documentado.

►Regresión y mediumnidad

Javier Marenco, un joven de Mercedes Buenos Aires, en mayo del 2005 participó de un taller de regresión a vidas anteriores, guiado por la psicóloga y escritora Amalia Estévez. En un estado de relajación profunda, en donde no se pierde la conciencia ni se duerme, recordó vidas anteriores mediante un método de preguntas. Marenco tuvo en esa sesión visiones de diferentes vidas en las que se vio a sí mismo como hombre político, como guerrero, como ciudadano en la época de Jesús (con una posición incrédula, indiferente ante su presencia), y como escritor y filósofo. La terapeuta le pidió que escoja una de esas vidas para desarrollarla más ampliamente.  “En esa vida que recordé más detalladamente, visualicé muchas cosas: cómo era físicamente, a qué me dedicaba, detalles de esa vida… Como mi memoria es frágil, al día siguiente, en casa, terminé de recordar y anotar todo lo percibido el día anterior para que quede bien documentado”.

Javier quiso saber si lo que visualizó era algo más que su imaginación, y en 2007 mantuvo cuatro sesiones con el profesor Jorge Olguín, del Grupo Elron (www.grupoelron.org). Olguín practica “canalizaciones” en las que oficia de médium entre el consultante y su thetan (ver abajo). Las preguntas de Marenco rondaron en torno a información que pudiera comparar con lo recordado en el taller de regresión en el 2005. Lo sorprendente fue que, sin ningún tipo de conocimiento previo por parte de Olguín, las respuestas coincidieron y ampliaron las visualizaciones que Marenco había registrado en el taller de Amalia Estévez: las vidas como guerrero y como filósofo, como ciudadano común en la época de Jesús, y muchos otros detalles.

►Del escepticismo a la comprensión

Javier Marenco escribió un libro -“Ojalá que te sirva”- donde relata en detalle esta experiencia. Su testimonio se suma al de miles que refieren visiones, sensaciones o recuerdos nítidos de existencias anteriores a la actual. El mundo moderno trata con escepticismo estos casos. Sin embargo, corrientes milenarias de pensamiento ofrecen una perspectiva que permiten comprenderlos.


Próximo:

REENCARNACION (III) :: La continuidad de la mente


El concepto de Thetan

El concepto de Thetan es similar al concepto de espíritu o alma en otros credos. Representa “la fuente de la vida, o la vida en sí misma”. Solamente un 10 por ciento de esta entidad espiritual anima el cuerpo. Olguín en sus canalizaciones “dialoga” con el restante 90 por ciento.

2 thoughts on “Recuerdos de vidas pasadas

  1. las otras vidas

    ¿Porque no recordamos?, o mejor dicho, ¿porque no tenemos memoria reencarnativa? (recuerdo de otras vidas)… en realidad es un mecanismo de defensa. Según sean nuestras vivencias, puede pesarnos vivir con los recuerdos de esta presente vida, entonces, imaginemos la carga que tendríamos que soportar, al recordar cientos de vidas… no nos dejaría vivir libremente, no tendríamos libre albedrío ante tanto condicionamiento.Nuestro espíritu sí tiene el recuerdo de todas las encarnaciones o vidas que tuvo. Nuestro espíritu siempre está en contacto con nosotros, enviándonos conceptos que nosotros traducimos a ideas (si estamos lo suficientemente “alertas” para captar). Entonces el Deja vu, o situaciones similares, no es mas que nuestro propio espíritu diciéndonos: “acá estuvimos”… y nosotros captando el concepto y transformándolo en un recuerdo consciente. La extrañeza de este tipo de vivencias, surge por el desconocimiento general, de cómo se producen. Javier

  2. Sobre el Thetán
    Cuando nacemos se aloja en nosotros un 10% del espíritu, ya que es lo que el cuerpo necesita para ser animado. El 90% restante queda en su plano espiritual, el correspondiente según el grado moral que posea en ese momento. (ya que como espíritus, podemos transitar por distintos planos vibratorios, mas densos o mas sutiles). No es que estén separados, tal como un iciberg, la punta, lo que se ve somos nosotros con el 10% (yo inferior, sin memoria reencarnativa), y lo que no se ve “hundido”, es el restante 90% (yo superior o THETAN, con recuerdo de todas sus encarnaciones ). Este 90% es el que siempre nos está “enviando” conceptos… lo difícil -debido a nuestra “desconexión-, es captarlo y traducirlo a ideas. Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *