AMOR Y RELACIONES Buena Vida Espiritualidad Holística

Los 25 principios del Buen Vivir

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los principios del Buen Vivir son mandatos constitucionales en Bolivia y Ecuador, inspirados en las culturas ancestrales de la región. Una plataforma de pensamiento intercultural, que integra la cosmovisión de aymaras, quechuas y guaraníes.

El Buen Vivir es una filosofía que buscan promover los gobiernos andinos de América del Sur encabezados por Evo Morales (Bolivia) y Rafael Carrea (Ecuador). Retomando las culturas ancestrales de la región, postula un modelo de viva en armonía con la naturaleza. Considera que el ser humano está en segundo plano frente al medio ambiente. Y marca distancia tanto del socialismo (cuya prioridad es satisfacer las necesidades del hombre), como del capitalismo (cuyas prioridades son el dinero y la plusvalía).

La propuesta se inició en los pueblos kichwas del Pastaza a finales de la década del 90, como una propuesta para organizar su plan de vida y el manejo de su territorio desde su propia cosmovisión. Hoy es un principio que integra la cosmovisión de varias culturas. Por lo tanto, el Buen Vivir puede ser entendido como “una plataforma de pensamiento intercultural en construcción, que mira hacia el futuro para construir alternativas al desarrollo”.

Los principios del Buen Vivir están insertos en las Constituciones de Bolivia y Ecuador, como mandatos con rango constitucional, y son una novedad a nivel mundial en materia de organización institucional.

Éstos son los 25 principios del Buen Vivir:

1. Priorizar la vida: Buen Vivir es buscar la vivencia en comunidad, donde todos los integrantes se preocupan por todos. Lo más importante no es el humano (como plantea el socialismo) ni el dinero (como postula el capitalismo), sino la vida. Se pretende buscar una vida más sencilla, el camino de la armonía con la naturaleza y la vida.

2. Llegar a acuerdos en consenso: Buen Vivir es buscar el consenso entre todos, lo que implica que aunque las personas tengan diferencias, al momento de dialogar se llegue a un punto neutral en el que todas coincidan y no se provoquen conflictos. Implica profundizar la democracia, porque en ella existe también sometimiento y “someter al prójimo no es vivir bien”.

3. Respetar las diferencias: Buen Vivir es respetar al otro, saber escuchar a todo el que desee hablar, sin discriminación o algún tipo de sometimiento. No se postula la tolerancia, sino el respeto, ya que aunque cada cultura o región tiene una forma diferente de pensar, para vivir bien y en armonía es necesario respetar esas diferencias. Esta doctrina incluye a todos los seres que habitan el planeta.

4. Vivir en complementariedad: Buen Vivir es priorizar la complementariedad, que postula que todos los seres se complementan unos con otros. En las comunidades, el niño se complementa con el abuelo, el hombre con la mujer, etc. Plantas y animales complementan la existencia del hombre, y ayudan a que aquél sobreviva.

5. Equilibrio con la naturaleza: Buen Vivir es llevar una vida de equilibrio con todos los seres. Al igual que a la democracia, a la justicia también se la considera excluyente, porque sólo toma en cuenta a las personas y no a lo que es más importante: la armonía del hombre con la naturaleza. El Buen Vivir aspira a una sociedad con equidad y sin exclusión.

6. Defender la identidad: Buen Vivir es valorar y recuperar la identidad. Implica disfrutar plenamente una vida basada en valores que han resistido por más de 500 años y que han sido legados por las familias y comunidades que vivieron en armonía con la naturaleza y el cosmos. Uno de los objetivos principales del Buen Vivir Bien es retomar la unidad de todos los pueblos.

7. Aceptar las diferencias: Buen Vivir es respetar las semejanzas y diferencias entre los seres que viven en el planeta. Va más allá del concepto de la diversidad. Este planteamiento se traduce en que los seres semejantes o diferentes jamás deben lastimarse.

principios del Buen Vivir

8. Priorizar derechos cósmicos: Buen Vivir es dar prioridad a los derechos cósmicos antes que a los Derechos Humanos. Cuando el Gobierno habla de cambio climático, también se refiere a los derechos cósmicos. Por eso es más importante hablar sobre los derechos de la madre tierra que hablar sobre los derechos humanos.

9. Saber comer: Buen Vivir es saber alimentarse, y combinar las comidas adecuadas a partir de las estaciones del año (alimentos según la época). Esta consigna debe regirse en base a la práctica de los ancestros que se alimentaban con un determinado producto durante toda una estación. Alimentarse bien garantiza la salud.

10. Saber beber: Buen Vivir es saber beber alcohol con moderación. En las comunidades indígenas cada fiesta tiene un significado y el alcohol está presente en la celebración, pero se lo consume sin exagerar o lastimar a alguien. Saber beber en comunidad no es ir a una cantina y envenenarnos con alcohol hasta matar las neuronas.

11. Saber danzar: Buen Vivir es saber danzar, no simplemente saber bailar. La danza se relaciona con algunos hechos concretos como la cosecha o la siembra. Las comunidades continúan honrando con danza y música a la Pachamama, principalmente en épocas agrícolas; sin embargo, en las ciudades las danzas originarias son consideradas como expresiones folclóricas. En la nueva doctrina se renovará el verdadero significado del danzar.

12. Saber trabajar: Buen Vivir es considerar el trabajo como fiesta. A diferencia del capitalismo donde el trabajo se considera una carga, en el nuevo modelo se retoma el pensamiento ancestral de considerar el trabajo como una fiesta. Es una forma de crecimiento, por eso en las culturas indígenas las personas trabajan desde pequeños.

13. Retomar el abya laya: Buen Vivir es promover que los pueblos se unan en una gran familia. Esto implica que todas las regiones del país se reconstituyan en lo que ancestralmente se consideró como una gran comunidad. Esto se tiene que extender a todos los países. Se consideran buenas señales los presidentes que están en la tarea de unir a todos los pueblos.

14. Reincorporar la agricultura: Buen Vivir es reincorporar la agricultura a las comunidades, y recuperar las formas de vivencia en comunidad, como el trabajo de la tierra, cultivando productos para cubrir las necesidades básicas para la subsistencia.

15. Saber comunicarse. Buen Vivir es saber comunicarse, y retomar la comunicación que existía en las comunidades ancestrales. El diálogo es el resultado de esta buena comunicación: hablar entre nosotros como antes nuestros padres lo hacían, y resolvían los problemas sin que se presenten conflictos.

16. Control social: Buen Vivir es realizar un control de los asuntos públicos de la comunidad por parte de los habitantes. Es diferente al concepto de participación popular, que reduce la verdadera participación de las personas. En los tiempos ancestrales, todos se encargaban de controlar las funciones que realizaban sus principales autoridades.

17. Trabajar en reciprocidad: Buen Vivir es retomar la reciprocidad del trabajo en las comunidades. En los pueblos indígenas esta práctica se denomina ayni, que no es más que devolver en trabajo la ayuda prestada por una familia en una actividad agrícola, como la siembra o la cosecha.

18. No robar y no mentir: Buen Vivir es basarse en el ama sua y ama qhilla (no robar y no mentir, en quechua ). Es fundamental que dentro de las comunidades se respeten estos principios para lograr el bienestar y confianza en sus habitantes.

19. Proteger las semillas: Buen Vivir es proteger y guardar las semillas para que en un futuro se evite el uso de productos transgénicos. Una de las características de este nuevo modelo es el de preservar la riqueza ancestral agrícola con la creación de bancos de semillas que eviten la utilización de transgénicos. Esta mezcla de químicos daña y acaba con las semillas milenarias.

20. Respetar a la mujer: Buen Vivir es respetar a la mujer, porque ella representa a la Pachamama, que es la Madre Tierra poseedora de dar vida y cuidar a todos sus frutos. Por estas razones, dentro de las comunidades, la mujer es valorada y está presente en todas las actividades orientadas a la vida, la crianza, la educación y la revitalización de la cultura.

21. Buen Vivir y NO Vivir Mejor: Buen Vivir es diferente al vivir mejor, que se le relaciona con el capitalismo. Vivir mejor se traduce en egoísmo, desinterés por los demás e individualismo. La doctrina capitalista impulsa la explotación de las personas para la captación de riqueza en pocas manos, mientras que el Buen Vivir apunta a una vida sencilla con una producción equilibrada.

22. Recuperar recursos: Buen Vivir es recuperar la riqueza natural del país y permitir que todos se beneficien de ésta de manera equilibrada y equitativa. La finalidad de la doctrina del Buen Vivir también es la de nacionalizar y recuperar las empresas estratégicas del país en el marco del equilibrio y la convivencia entre el hombre y la naturaleza.

23. Ejercer la soberanía. Buen Vivir es construir, desde las comunidades, el ejercicio de la soberanía. Esto significa llegar a un consenso comunal que defina y construya la unidad y la responsabilidad a favor del bien común, sin que nadie falte. En ese marco se reconstruirán las comunidades y naciones para construir una sociedad soberana que se administrará en armonía con el individuo, la naturaleza y el cosmos.

24. Aprovechar el agua: Buen Vivir es distribuir racionalmente el agua y aprovecharla de manera correcta. El agua es la leche de los seres que habitan el planeta, así que debemos valorarla y preservarla lo más posible.

25. Escuchar a los mayores: Buen Vivir es leer las arrugas de los abuelos para poder retomar el camino. Una de las principales fuentes de aprendizaje son los ancianos de las comunidades, que guardan historias y costumbres que con el pasar de los años se van perdiendo. Nuestros abuelos son bibliotecas andantes, así que siempre debemos aprender de ellos.


Los principios Buen Vivir como Mandato Constitucional

En Bolivia, la Constitución Nacional (2009) declara en su Art. 8 que “se asume y promueve como principios ético-morales de la sociedad plural: ama qhilla, ama llulla, ama suwa (no seas flojo, no seas mentiroso ni seas ladrón), suma qamaña (vivir bien), ñandereko (vida armoniosa), teko kavi (vida buena), ivi maraei (tierra sin mal) y qhapaj ñan (camino o vida noble)”. El Buen Vivir se plantea como un principio de igual jerarquía que la igualdad, la libertad y la equidad social. La carta magna señala que el “modelo económico boliviano es plural y orientado a mejorar la calidad de vida y el vivir bien” (Art. 306), y que está orientado a “la generación de producto social, la redistribución justa de la riqueza, el industrializar los recursos naturales, etc.” (Art. 313).

En Ecuador, el Buen Vivir se incluye en la Constitución Nacional (2008) como un conjunto de derechos, incluidos los Derechos de la Naturaleza (Art. 72), que son reconocidos por primera vez en la historia de la humanidad . La Constitución dedica una sección al “Régimen del Buen Vivir”, en la que el régimen de desarrollo se define como “el conjunto organizado, sostenible y dinámico de los sistemas económicos, políticos, socio-culturales y ambientales, que garantizan la realización del buen vivir, del Sumak Kawsay” (art. 275). Dicho régimen se expresa en las áreas del trabajo, y de las soberanías alimentaria, económica y energética. De hecho, el Gobierno ecuatoriano ha desarrollado un Plan Nacional para el Buen Vivir para el período 2009-2013, que plasma el Buen Vivir en medidas concretas.


Iyambae, Qamiri, Qhapaj

Las bases del Buen Vivir se inspiran en culturas indígenas de la región. Todas coinciden en promover una vida dedicada a convertirse en una persona de bien, con óptimas relaciones con la comunidad y el medio ambiente. Cada cultura tiene su propio término para designar a este ideal de vida:

Aymara: Antiguamente los pobladores de las comunidades aymaras en Bolivia aspiraban a ser qamiris (personas que viven bien).
Quechuas: Las personas de esta cultura anhelaban ser un qhapaj (gente que vive bien), que gozan de un bienestar que no es el económico.
Guaraníes: El guaraní siempre aspira a ser una persona que se mueve en armonía con la naturaleza, es decir que espera algun día ser iyambae.


 

Fuentes:

“El Buen Vivir”. http://www.territorioindigenaygobernanza.com
Entrevista al ministro David Choquehuanca. La Razón. http://www.la-razon.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *