Ley del Tiempo Fractal: la conexión con los ritmos de la vida