lechuga
Alimentacion inteligente

La lechuga, tranquilizante natural

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La cultura oriental la considera como “el gran sedante natural”. Ayuda a calmar los nervios, controlar las palpitaciones y a dormir mejor y más relajado. Propiedades y beneficios de la reina de las ensaladas.

lechuga

La procedencia de la lechuga no está claramente establecida, pero es una planta silvestre que crece muy fácilmente en diferentes climas y entornos. La lechuga pertenece a la familia de las asteráceas y es la reina de las ensaladas por excelencia.

Esta hortaliza es un tranquilizante natural, muy indicado para combatir el insomio, porque nos provoca sueño casi sin darnos cuenta. En la cultura oriental se la considera “el gran sedante natural”: ayuda a calmar los nervios, controlar las palpitaciones y a dormir mejor y más relajado.

Si tienes dificultades para conciliar el sueño, es recomendable consumir por la noche una buena ensalada de lechuga aderezada con aceite de oliva. También extraer el jugo de las hojas y mezclarlo con alguna fruta para activar la lactucina, el principal componente del jugo de lechuga.

Otras propiedades de la lechuga:

Es muy rica en minerales, especialmente potasio (que mantiene en el cuerpo un nivel óptimo de líquidos), calcio y fósforo, haciéndola un alimento adecuado para mantener los huesos.

También nos nutre con carotenos, hierro, vitamina C, fibra, carbohidratos y algo de proteínas. Por su alto contenido en oligoelementos como el selenio, que no muy habituales dentro del mundo vegetal, se recomienda consumirla diariamente para prevenir ciertos tipos de cánceres como el de próstata, colon o pulmón.

La lechuga criolla posee hasta cinco veces más beta-carotenos y vitamina C que la Capuchina.

Por su elevado contenido de fibra y bajo contenido en calorías es un producto destacado a la hora de hacer una dieta para adelgazar o mantener un peso saludable, sin olvidarnos que beneficia el tránsito intestinal, la digestión y es un poderoso diurético.

El alto contenido de folatos ayuda a mantener sano el corazón y las arterias. Y se asegura que también tiene un marcado poder afrodisíaco!


Recomendaciones para su preparación

– Al momento de elegirla la lechuga en el mercado, conviene comprar las de color verde entre medio y oscuro o moradas  y evitar las de hojas blanqueadas y/o achicharradas.

– Lavar y secar bien las lechugas antes de ingerirlas si no se conoce su procedencia.

– No cortar las hojas a cuchillo si no se consume en el momento, porque se oxidan rápido. Lo mejor es hacerlo con la mano y si una planta es mucho para una comida, es preferible sacar las hojas que no se usen así no pierden las propiedades.

– Aderezar la lechuga con aceite de oliva justo antes de servirla para que el organismo absorba mejor los carotenos, y de paso evitar que las hojas se marchiten.


Remedio contra la tos

La lechuga cocida ayuda a mejorar el aparato respiratorio, los ataques de asma y los espasmos bronquiales. Un buen preparado contra la tos: cocina a fuego mínimo durante 15 minutos 200 gramos de hojas de lechuga y 100 gramos de azúcar integral en un litro de agua. Luego agrega el jugo de 1 limón. Deja reposar y bebe un par de vasos por día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *