Psicología

El cultivo de la sabiduría: una senda prometedora

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Adoptar una perspectiva psicológicamente distanciada de sí mismos realza la sabiduría, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Michigan.

ANN ARBOR, Michigan. Adoptar una perspectiva psicológicamente distanciada de sí mismos realza la sabiduría, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Michigan que se publica, por Internet, en la revista Journal of Experimental Psychology: General.

“Aunque los humanos se esfuerzan por ser sabios a menudo fallan cuando razonan acerca de asuntos en los que tienen profundas implicaciones personales”, dijo Ethan Kross, autor del artículo con Igor Grossman. Ambos son psicólogos en la UM; Kross es, además, docente asociado en el Instituto de Investigación Social (ISR) de la UM.

La investigación anterior ha mostrado que dos aspectos comunes del razonamiento sabio acerca de asuntos que son personalmente significativos son: dialéctica –la comprensión de que la realidad es fluida y el futuro traerá cambios, y la humildad intelectual –el reconocimiento de los límites del conocimiento de cada persona.

Otras investigaciones previas de Kross y otros han mostrado, asimismo, que la adopción de una perspectiva inmersa en sí mismo y egocéntrica –el imaginarse que los acontecimientos se desenvuelven ante sus propios ojos—tiene un efecto en la forma en que se procesa la información diferente de la manera en que se procesa la información cuando se adopta una perspectiva distanciada- el imaginarse que los acontecimientos ocurren a una distancia, desde el punto de vista de un observador distante o como “una mosca en la pared”.

Así Kross y Grossman investigaron cómo el uso de la dialéctica y la humildad intelectual varían dependiendo de la perspectiva adoptada por los participantes en situaciones en las cuales estaba en juego un asunto de gran importancia personal.

Kross y Grossman condujeron dos experimentos separados. En el primero probaron a 57 estudiantes universitarios avanzados y graduados recientemente que no habían podido encontrar empleo. Cada participante eligió una carta de un mazo que describía la reciente recesión y las tasas de desempleo en Estados Unidos. Se les pidió que pensaran por algunos minutos acerca del cómo el clima económico les afectaba personalmente y luego se les asignó, al azar, la tarea de razonar en voz alta sobre este asunto desde una perspectiva inmersa o una distanciada.

“Encontramos que los participantes que adoptaban una perspectiva distanciada tuvieron muchas más probabilidades de reconocer los límites de su conocimiento, y de reconocer que es probable que el futuro cambie”, dijo Grossman, cuya disertación sobre sabiduría tuvo el apoyo de una Beca Daniel Katz del ISR.

En el segundo estudio, realizado tres semanas antes de la elección presidencial estadounidense de 2008, los investigadores probaron a 54 participantes que eran decididamente liberales o conservadores. Los participantes leyeron resúmenes de las posiciones demócratas y republicanas acerca de diferentes asuntos, y luego se les pidió que se enfocaran en dos asuntos acerca de los cuales tuvieran opiniones muy firmes. A continuación se les asignó, al azar, la tarea de razonar en voz alta acerca de cómo cada uno de esos asuntos evolucionarían en los próximos cuatro años si el candidato que no apoyaban ganaba la elección, desde una perspectiva inmersa o una perspectiva distanciada.

Al igual que en el primer estudio los participantes que adoptaron una perspectiva distanciada fueron más propensos a razonar sabiamente en sus discusiones. También fueron los más dispuestos a cooperar –esto es se apegaron con menos rigidez a sus respectivas ideologías políticas después del experimento, y tuvieron más probabilidades de sumarse a un grupo de discusión política bipartidista.

“Es importante notar que estos cambios en el razonamiento sabio y la conducta ocurrieron en respuesta a manipulaciones relativamente simples”, dijo Kross. “Esto sugiere que las personas quizá no necesiten demasiado esfuerzo para razonar sabiamente en la vida cotidiana”.

“Las conclusiones actuales empiezan a desmitificar la sabiduría”, dijo Grossman. “Esas conclusiones ayudan a una comprensión más clara de cómo el distanciamiento promueve la sabiduría, y realza el conocimiento de la manera en que opera la sabiduría y cómo puede cultivase en la vida diaria”.

Grossman será profesor asistente de psicología social en la Universidad de Waterloo, Canadá, en el año próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *